Palacio Doria

La mayoría de los espectaculares palacios y mansiones que uno puede conocer al viajar a Roma funcionan en la actualidad como oficinas del gobierno o sedes diplomáticas. Sólo unas pocas de estas construcciones aún se encuentran habitadas. Entre ellas, la más importante es el Palacio Doria, conocido en Italia como el Palazzo Doria-Pamphili.

Los Doria-Pamphili son la antigua familia aristocrática que reside en el palacio. El miembro más famoso de la dinastía fue el Papa Inocencio X, de quien Velázquez hizo un retrato en 1649 que puede apreciarse en la mansión que, por cierto, cuenta con un museo que está abierto al público. Y es que tomar alojamiento en Roma es sinónimo de viaje cultural.

Ubicado en el centro de Roma, el Palacio Doria muestra una fachada rococó, que da hacia la Vía del Corso. Fue construido en el siglo XVIII, por lo que muestra la evolución del barroco hacia el mencionado decorativismo rococó. El edificio ocupa una manzana y cuenta con un bello patio cuadrado, decorado con columnas jónicas, desde donde se accede a la Galería de los Espejos.

Todas las salas que pueden ser visitadas se encuentran en la planta principal. Además del museo (que presenta su correspondiente tienda de obsequios y una cafetería), pueden encontrarse salones con exhibición de instrumentos musicales y un trono, ya que el palacio solía recibir a los monarcas en grandes fiestas.

Además de Velázquez, su magnífica colección de obras de arte incluye trabajos de Tintoretto, Caravaggio, Rubens, Andrea del Sarto, Pieter Brueghel el Viejo y Bernini, entre otros.

Ya lo sabes: tu visita a la capital italiana debe incluir algo más que reservar uno de los vuelos a Roma, elegir un hotel y visitar el Vaticano. El Palazzo Doria-Pamphili te espera con hermosas obras de arte mientras todavía alberga a una histórica familia nobiliaria.

Foto: antomoose

Anuncios