Es posible que la propia ciudad de Melbourne sea un parque natural en sí mismo, bueno, esto es una exageración. El estado de Victoria cuenta con un total de treinta y nueve parques naturales, algunos muy cercanos a la ciudad. Nosotros, hemos preparado para vuestro blog favorito de viajes una selección de los mismos. Por si en algún momento se os ocurre preparar un viaje a Australia.

grampians-natural-park.jpgLo más turístico de las carreteras australianas, el Great Ocean Road contiene uno de los más bonitos parques nacionales de la región, estamos hablando del mítico Port Campbell National Park. Compuesto de vertiginosos acantilados, de arcos naturales y de promontorios rocosos, hay que descubrirlo en todo su esplendero. El Gibson Steps – escalera cavada en el acantilado – permiten acceder a Gibson Beach y contemplar algunos tesoros naturales del parque como los “doce apóstoles”, unas rocas impactantes que surgen del océano. Es incluso posible sobrevolarlos en helicóptero por cincuenta euros.

A cuarenta kilómetros de Melbourne, en el Yarra Valley, se encuentra Dandenong Ranges National Park. En realidad se trata de cinco parques naturales que recorren la cadena montañosa del Dandenong, que alcanza los 633 metros de altitud. Estas pequeñas montañas son el destino perfecto para los excursionistas ocasionales. Sherbrooke Forrest nos permite descubrir un inmenso bosque de fresnos, Doongalla Reserve, Olinda State Forest y Mt Evelyn Forest son otras posibilidades que ofrece la zona y que nos permiten descubrir un paisaje natural interesante.

Al sur de Melbourne se encuentra también el Mornington Peninsula National Park, situado junto a la punta de la península de Mornington. Su atractivo principal reside en Neapan, zona ocupada anteriormente por un centro de emergencias y una base militar situada a seis kilómetros de la entrada del parque. A este punto sólo puede accederse en bicicleta o con un autobús especial. También es posible recorrer el parque a través de las distintas sendas que lo cruzan.

Por último, un poco más alejado de Melbourne está el Grampians National Park. Se trata del tercer mayor parque del estado de Victoria (160.000 hectáreas) y también uno de los más interesantes en términos de geología y flora. Flores salvajes multicolores, frescas cascadas y macizos rocosos de ocres reflejos constituyen el marco ideal para dar un paseo por alguno de los ciento sesenta kilómetros de sendas que recorren el parque. En definitiva, que en Melobourne podrás descubrir la extraña naturaleza de nuestras antípodas.

Anuncios