Bangkok es uno de los espacios urbanos más atractivos de Tailandia. No en vano es la más grande y la que más visitas recibe a lo largo del año. Se la conoce como la ciudad de los Ángeles o la Joya Eterna. Tras llegar al aeropuerto y dejar tu vuelo se abrirá ante ti un universo de posibilidades inaudito. ¡Hay tanto que hacer aquí que no sabrás por dónde empezar!

Te proponemos comenzar por lo menos cultural en el estricto sentido de la palabra: ir de compras. Tendrás mucho tiempo para visitar el resto de la ciudad pero antes ¿por qué no comenzar por una experiencia tan curiosa como esta? Eso sí, tendrás que tener cuidado para no desorientarte pues la oferta es tan inmensa que no sabrás por dónde empezar.

Si quieres regatear al más puro estilo tradicional comienza por visitar el mercado de Chatuchak Park. Es el más grande de la ciudad. Ante ti más de un kilometro cuadro de maravillas. Aquí encontrarás la mejor artesanía de la zona y los mejores objetos de decoración. No faltan otro tipo de productos como la comida y la ropa. Se expone los fines de semana de ocho de la mañana a seis de la tarde. El mejor momento para visitarlo es por la mañana temprano antes de que se masifique. Muy próximo a este encontrarás otro mercado interesante: el Suam Lum, al este de Lumpini Park.bangkok.jpg

Si quieres cambiar el estilo completamente puedes visitar la zona de Siam Square, lugar donde se concentran las mejores boutiques de la ciudad. Aquí encontrarás ropa y accesorios de moda.

Siam Paragon es el centro comercial más lujoso y caro de la ciudad. En el podemos encontrar una fuente de diversión de varias horas. Podrás encontrar objetos de primera categoría, artículos de primeras marcas y un supermercado gourmet provisto de deliciosos productos. Además de ello podrás pararte a disfrutar de otras atracciones. Cines, restaurantes de todos los estilos, un acuario magnifico de tamaño espectacular,… En este enorme centro comercial no habrá lugar para el aburrimiento. Siam Dyscovery Center es otro centro comercial que merece la pena.

Foto: Alex Parisantonic.

Anuncios