Hay países que destacan por encima del resto por alguna peculiaridad muy característica. En este sentido destaca, por encima de todos, un lugar como Marruecos donde el color, olor y sabor de su gastronomía hacen disfrutar a cuantos turistas pasan por aquí. Es imposible acudir a este rincón del mundo y no enamorarse de sus platos sensuales y exóticos.

couscous.jpgSu plato más representativo es el couscous. ¿Quién no lo conoce? Este plato, cuyo principal ingrediente es la sémola de trigo combinado adecuadamente puede dar lugar a opciones gastronómicas realmente deliciosas. Suele mezclarse con carne de pollo o cordero, verduras o huevos. Otros dos platos estrellas son el cordero preparado de diversas maneras y el pollo al limón con olivas. No olvides tampoco probar la original sopa marroquí.

Pero antes de probar todos estos platos más fuertes podrás deleitarte con algún entrante como ensaladas o el famoso tangine o guisado. La mayoría de platos van acompañados de especias como el azafrán, el pimentón o el comino que les dan un toque muy característico.

En Marruecos comer es mucho que el simple acto de llenar el estomago ya que es también una forma de adentrarse en el estilo de vida de los marroquíes. Cada plato tiene sus propias normas implícitas. El couscous, por ejemplo, se sirve en un solo plato del que comerán varias personas.
Deberás comerlo con la mano derecha como lo hacen los marroquíes.

Tú, por ser turista, puedes pedir este plato siempre que quieras pero los marroquíes sólo pueden hacerlo en viernes. Otra costumbre fácil de ver es el hecho de que algunos marroquíes coman con los tres primeros dedos de su mano usando el pan como un utensilio.

Los platos dulces tampoco se quedan atrás. Podrás disfruta de multitud de dulces típicos absolutamente deliciosos. Sus principales ingredientes son la miel, los pistachos, las almendras y el sésamo. Es habitual aromatizarlos con agua de azahar lo que le da un toque totalmente único. Por supuesto estos ricos dulces siempre deben ir acompañados de algún té. Símbolo por excelencia de Marruecos y símbolo de hospitalidad con sus visitantes.

Foto: Gatos Rojos.

Anuncios