Acapulco es conocida internacionalmente por sus playas, sin embargo, son muchas las opciones que ofrece al turista. La cultura es también un importante e interesante motivo de visita aquí. Y si estás cultura se mezcla con la magia el resultado será increíble. De este modo ocurre en los lugares que te presentamos. Hoy viajamos al pasado más apasionante de Acapulco. Te esperan muchas sorpresas…

acapulcocasadelamascara.jpgSal de tu hotel y dirígete al llamado Corredor Cultural en el Puerto de Acapulco situado junto al popular Fuerte de San Diego. Allí encontramos un rincón tan peculiar que seguro que nunca has visto nada igual: la Casa de la Máscara de Acapulco. Inaugurada en 1999, este es un lugar lleno de magia y encanto. Al adentrarnos en este original museo estaremos accediendo a la esencia de la cultura guerrerense.

Lo esencial de este lugar es su enorme colección de máscaras cuyo valor es incalculable. Encontraremos más de 1000 piezas originarias de las siete regiones del estado de Guerrero, Puebla, Michoacán y Morelos. Las máscaras están clasificadas en dos: las decorativas y las pertenecientes a los Danzantes. Mascaras de tigres, diablos, moros y cristianos se mezclan en las diversas salas despertando la curiosidad del visitante.

El Fuerte de San Diego, situado muy cerca del museo es también un lugar que no puedes perderte. Es el monumento histórico más importante del Puerto de Acapulco. Se trata de una fortaleza marítima que en su interior alberga el Museo Histórico de Acapulco.

A lo largo de trece salas iremos recorriendo exhibiciones que nos acercan aún más a la cultura de los habitantes del Estado de Guerrero y a su pasado. Conoceremos los momentos más importantes con que convivieron los primeros pobladores de la zona, la interesante historia de la fortaleza (la más importante de todo el océano Pacífico) y el modo de vida y formas de ser de los personajes de aquella época. Veremos muchas representaciones de animales y de edificaciones de juegos de pelota, utensilios de todo tipo, maquetas arquitectónicas, máscaras, esculturas portátiles, colecciones arqueológicas y un sinfín de objetos curiosos más.

Foto: Esparta.

Anuncios