Los conventos distribuidos a lo largo de todo el mundo son verdaderos contenedores de riquezas históricas, culturales, religiosas y arquitectónicas. Todos los conventos por humildes que sean conservan en su interior una bella historia que transmitir pues sus muros han sido testigos de apasionantes episodios más o menos sacados a la luz. Toparnos con el Convento de Nossa Senhora de Luz en el corazón de de São Paulo es una experiencia extraordinaria.

En realidad, todo Brasil es una aventura digna de visitar al menos una vez en la vida. Es fácil encontrar alojamientos que satisfaga nuestras necesidades. Desde hoteles económicos hasta lujosos pasando por balnearios o albergues. Todos ellos nos darán el cobijo necesario para recuperar fuerzas durante la noche y nos permitirán soñar con bellos lugares que visitar a la mañana siguiente.saopauloconcentonuestrasenoredelaluz.jpg

Pero hemos comenzado hablándote de un convento muy especial que queremos que conozcas más a fondo: el Convento de Nossa Senhora de Luz. Nada más pronunciar su nombre ya sentimos buenas vibraciones. Se llama así por estar ubicado en el Valle de Montes Claros.

Se trata de un convento con mucha historia ya que fue fundado nada menos que en 1407 aunque en sus orígenes no era más que una pequeña ermita. El edificio que puedes contemplar en la actualidad data de 1574 aunque no término de construirse hasta 1596.Cuando te hablábamos de historias que se ocultan en los muros de los conventos no lo decíamos por decir. Este lugar fue testigo de hechos como los que te contamos a continuación.

El más sonado de todos no destaca precisamente por ser positivo pero aún así ha contribuido a perpetuar el misterio y atractivo del convento. Aquí reposaron los restos de la duquesa Doña Leonor entre el 1512 y 1590 asesinada a manos de su marido. Más tarde fueron trasladados a otro convento.

Leyendas partes es interesante que te fijes en cada detalle de este convento. No dejes de contemplar los extraordinarios paneles de azulejos de la capilla mayor traídos desde Lisboa alrededor de 1714. Esta es una buena oportunidad para conocer una parte diferente de São Paulo recorriendo el que se considera uno de los edificios históricos más importantes de la zona.

Foto: Seier.

Anuncios