A menudo te mostramos diversos rincones de México que, casi siempre, se antojan al viajero como verdaderos paraísos vacacionales. Lo cierto es que es muy fácil seguir hablándote de este país y de sus infinitos encantos. Reservar un vuelo a México puede ser una de las decisiones más inteligentes que realices como amante de los viajes. ¡Hay tantos lugares fascinantes que visitar! Hoy viajamos a la ciudad de Aguas Calientes. Seguro que te va a sorprender.

Aguas Calientes es la capital del Estado del mismo nombre. La encontrarás en la región central norte de la República Mexicana y a unos 500 kilómetros de la Ciudad de México. Este lugar empieza ya a despertar la curiosidad del turista en su propio nombre que se debe, simplemente, a la abundancia de aguas termales que existen en la zona.

Aguas Calientes es, sobre todo, una ciudad histórica, perfecto ejemplo de un apasionante pasado colonial presente en cada uno de sus rincones. Ante el turista se extienden más de 400 años de historia digno de ser admirados a lo largo de sus diversos edificios y monumentos. A medida que nos adentramos en el entorno urbano hallamos encantadores callejuelas, hermosas plazas y jardines, singulares museos y una gran cantidad de monumentos, verdaderas joyas arquitectónicas dignas de fotografiar.

La mejor forma de recorrer este apasionante rincón de México es hacerlo despacito, reservando tu hotel por varios días para que el estrés y las prisas no estropeen la magia del momento. Obligatoria es la visita sus cinco barrios típicos: La Estación, La Salud, El Encino, Guadalupe y San Marcos.

Del mismo modo existen otros muchos puntos concretos de visita obligatoria que no puedes dejar escapar. El Palacio del Gobierno es uno de ellos. En su interior encontraremos cuatro murales del popular artista chileno Osvaldo Barra. La Catedral, la Casa de la Cultura, el Centro Museo de Aguas Calientes, el Museo Guadalupe Posadas, la Plaza Monumental de Toros, el Teatro de Aguascalientes o el Museo Interactivo de Ciencia y Tecnología son algunas de las propuestas. Como ves no tendrás tiempo para aburrirte.

Y, por supuesto, la guinda del pastel pueden ponerla algunos de sus famosos centros de Aguas Termales que hacen honor a su nombre. ¡Qué disfrutes!

Foto: 00Dann.

Anuncios