Viajar a Acapulco. ¿Has pensado alguna vez realizar este sueño? Millones de personas en todo el mundo manifiestan su deseo de vivir una aventura viajera en esta fascinante tierra. Hoy en día pueden encontrarse bastantes vuelos económicos hacia este destino. Sólo es cuestión de planteárselo, ahorrar un poco y lanzarse a la aventura sin más. Y si en tu intento de ahorrar has acumulado una cantidad consistente quizás te apetezca gastarte el dinero que te has ahorrado en avión en un alojamiento de primera. Hoy nos desplazamos contigo hasta Acapulco para proponerte algunos hoteles que te dejarán con la boca abierta.

Nuestro primer elegido es el hotel Camino Real Acapulco Diamante. Tras este sugerente nombre se esconde todo un paraíso para aquellos que quieran olvidar de una vez por todas el estrés y dejarse llevar por un universo de sensaciones agradables. Su original situación lo convierten ya en un motivo de visita. Su espectacular interior invita a desear quedarse durante meses. Aunque unos días también te dejarán un buen sabor de boca.

Situado en una montaña el viajero se topara con un impresionante conjunto arquitectónico esculpido en roca. ¡Imposible no sacar la cámara y hacer cientos de fotos! Especialmente a sus elementos más especiales: las terrazas. Desde aquí podemos ser protagonistas de una escena de ensueño dominada por vistas de infarto correspondientes a la Bahía de Puerto Marqués., El intenso azul y verde del mar y la naturaleza de fondo dan lugar a un momento inolvidable.

Otro de los alojamientos más espectaculares de este lugar es el hotel Las Brisas. Al igual que el anterior está ubicado en alto, sobre una colina, lo que ofrece al huésped la posibilidad deleitarse con paisajes y vistas extraordinarias. Los alojamientos se distribuyen en forma de encantadoras casitas distribuidas a lo largo de 16 hectáreas. En total pueden encontrarse 263 casitas blancas y rosas, totalmente equipadas, muy espaciosas y elegantes.

Seguro que pasas momentos inolvidables en su interior. Desde luego por opciones no será ya que además estas casas incluyen piscina privada o semiprivada, terraza y bar propios. ¿A qué ya te estás imaginando en su interior?

Foto: Esparta.

Anuncios