La República de Ecuador alberga en su interior una cantidad innumerable de lugares de visita que nos harán entrar en contacto con una cultura diferente, disfrutar de nuevos paisajes y monumentos. La capital, San Francisco de Quito es un lugar perfecto para un primer contacto con este país. La belleza e importancia cultural e histórica de esta ciudad es tanta que ha sido declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Si buscas un destino que te enriquezca te recomendamos reservar tu vuelo a Quito y buscar alguno de los hoteles económicos en Quito. Bienvenido a un lugar lleno de nuevas sensaciones que descubrir.

Hoy te proponemos despertar tu lado más cultural visitando la Catedral de Quito. Para llegar a ella no tendrás más que preguntar por la Plaza de la Independencia, lugar donde se ubica. Admirando su peculiar belleza es difícil volver la vista atrás y conocer su curiosa historia. Este lugar era, en un principio, un edificio de tapias cubierto de paja que, con el paso de los tiempos y la colaboración ciudadana, fue piedra a piedra dando forma a la que hoy es uno de los principales reclamos turísticos de la capital de Ecuador. La catedral está datada en el siglo XVI. Visitemos alguno de los tesoros que se albergan en su interior.

El Altar Mayor es uno de sus rincones más visitados por poseer lienzos realmente hermosos y de gran valor artístico. El principal es el gran lienzo del tránsito de la Virgen de Manuel de Samaniego. La firma de este artista y su genial estilo junto a la de Bernardo Rodríguez está también presente en otros lienzos de la catedral.

Cuatro de ellos son muy admirados, situados en las naves laterales son muy admirados. Se trata de la pesca milagrosa; curación de un pobre por San Pedro; conversión de San Pablo y San Pablo picado por una víbora. No dejes de fijarte en ellos cuando vayas. Igualmente admirable son el grupo de esculturas de la Sábana Santa o los retratos de los obispos que adornan otra de las salas del monumento. En definitiva, un lugar donde disfrutar de la arquitectura e importantes piezas religiosas que alberga.

Foto: Bernai Velarde.

Anuncios