El mundo entero está repleto de auténticos enamorados de sus hobbies. Aficiones de todos los estilos practicadas durante años e incluso siglos por miles de personas de todas las procedencias. Una de las aficiones más extendidas es la relacionado con el mundo de las colecciones que lleva a los viajeros a convertirse en pequeños exploradores que vayan al país que vayan siempre buscan ese artículo preciado que de un toque exótico o internacional a su colección. ¿Eres uno de ellos? Entonces no te pierdas este post.

Cada una de las colecciones que se comienzan son en, un primer momento, un modo de entretenimiento. Cuando la serie comienza a adquirir cierta magnitud, cuando empieza a estas dotada de un alma hecha de pedacitos de lugares que hemos visitado es cuando la diversión se trasforma en pasión. Será emocionante, cuando viajes a un país, que además de estar pendiente de los monumentos, museos y mercados propios de la zona tengas el aliciente de investigar en que lugares podrás adquirir tu artículo. Además de aumentar la colección tendrás un buen recuerdo del destino.

Hay quien colecciona bonsáis. Un viajero que sea amante de este hobby encontrará en distintos lugares de Japón su paraíso particular. A lo largo del año se realizan cientos de exposiciones en torno a estos pequeños árboles objetos casi de culto en muchas casas del mundo. Te recomendamos visitar en Tokio el Museo de bonsáis Takagi o el de Shunka. Te encantarán. En Kioto son famosas las exposiciones Gafuten y Taikan. ¡No te las pierdas!

Coleccionistas los hay de muchos tipos. Hay quien recorre las cafeterías de Roma recopilando servilletas con sus nombres, quien hace un tour por las cervecerías de Alemania adquiriendo jarras de cerveza. También podría ser habitual encontrar en una ciudad como Florencia a alguien que colecciona posavasos o algún amante de los libros adquiriendo una colección de marca páginas de estilo turco en el Gran Bazar de Estambul. Y esto puede entenderse a cada uno de los rincones del mundo. Ser coleccionista es un aliciente muy positivo en nuestros viajes. Seguro que después de leer esto te apetece empezar alguna. ¡Nunca es tarde!

Foto: Colors of My Dreams.

Anuncios