Hay personas que sólo planifican viajes en las épocas en que lo hace todo el mundo: Semana Santa, Navidad, verano y puentes. En la mayoría de casos el método siempre es similar. Surge la idea de destino, se ahorra, se consultan programas, se reserva con bastante antelación y se realiza la aventura. Casi todas estas personas tienen que esperar bastantes meses o incluso años para poder permitirse otro viaje al extranjero.

No obstante esto no sucede así en todos los casos. Hay turistas con suficiente solvencia y facilidad para hacer viajes en periodos atípicos sin necesidad de esperar a periodos vacacionales. Puede incluso que el estilo de vida de otras y la facilidad para encontrar alojamiento y vuelo a precios irrisorios permita lo mismo sin tener demasiado dinero. Viajeros clásicos y viajeros atípicos. Siempre han existido.

Hoy queremos hablarte de los viajeros más alternativos y hacer algunas reflexiones sobre ellos. Seguro que, alguna vez, a lo largo de tu vida, te has topado con alguna de sus historias bien por haberlas escuchado en los medios o a través de alguien o por conocerlo en persona. Son los que por encima de todo aman viajar, esos trotamundos que han nacido para conocer nuevos destinos. Ellos no entienden los viajes como un simple periodo de descanso después de una etapa de trabajo. Para ellos viajar es en sí su vida. Muchos gastan todo lo que ganan en ello. Esto es todo cuanto necesitan y a través ellos consiguen cumplir sus sueños y conocer a personas muy interesantes.

Para todo buen trotamundos que se precia no existe límite a la imaginación que expresan incluso en el medio de transporte donde viajan. Algunos recorren decenas de países en tren, otros siguen a píe o en bici la huella de caminos de todos los rincones del planeta. Aunque parezca increíble los hay que salen de casa y se pasan años viviendo aventuras, retos personales. No tienen objetivos concretos pues lo más importante de todo es, por supuesto, el camino y las aventuras que viven en él. ¿Conoces algún trotamundos loco, ingenioso, con absoluta fiebre por viajar? Si quieres puedes contarnos tu historia.

Foto: Alex Salvador.

Anuncios