¡Qué increíble es dar la vuelta a las ciudades! Conocerlas desde distintas perspectivas, visitar una avenida de ambiente lujoso y acudir después a un barrio bohemio, soñar en alguno de sus rincones con sucesos que vivió en el pasado y redescubrirlos más tarde en un museo. Es la magia de viajar, el arte de imaginar del turista y su capacidad creativa para exprimir al máximo de la visita llevándose a la vuelta una visión lo más completa posible del lugar que ha visitado. Degustar una buena comida típica.

Ver el monumento más emblemático. Acudir a su mejor museo. Tener una charla con alguien autóctono. Perderse en sus mercados. Estos deberían ser los mandamientos del buen trotamundos. Por ahora, vamos a quedarnos con el último y para practicarlo vamos a dirigirnos a una ciudad fascinante: Buenos Aires.

Para vivir algo realmente diferente vamos a saltarnos algunos puntos de compra clásicos y vamos a acudir directamente a uno de los barrios más antiguos y con más encanto de la ciudad: San Telmo. Perderte entre sus calles será una de las actividades más gratificantes de tu viaje a Argentina. No olvides la cámara ni tu capacidad para recorrerla con los sentidos bien despiertos y un toque de explorador en el alma. Además de sentirte parte de un entorno de gran belleza y muchas peculiaridades podrás lanzarte a la aventura de las compras en sus calles. Sus casas coloniales, sus calles de adoquines y la hospitalidad de su gente serán el mejor telón de fondo para ello.

Todas las tiendas, aunque de diferente temáticas, comparten una esencia común y en todas ellas podrás encontrar regalos y souvenirs realmente originales para la vuelta. Si te interesan las antigüedades aquí hallarás infinidad de ella, repartidas en carios establecimientos pero del mismo modo podrás hallar otro tipo de productos como ropa, complementos, artículos de decoración, cerámica o infusiones de hierbas típicas como el mate. No te pierdas la galería de la calle Defensas o la del solar de French. Imprescindible pasarse por el mercadillo al aire libre de la plaza Dorrego que se organiza todos los domingos.

Anuncios