Conoces la ciudad que presenció el romance entre Cleopatra y Marco Antonio, que poseía una biblioteca de valor incalculable que recogía todo el saber del mundo antiguo o la del famoso faro que desapareció debido a una serie de inoportunos terremotos?
El destino que te proponemos en esta ocasión es la ciudad egipcia de Alejandría. A pesar de que no ocupa un lugar destacado en los tours por el país, huyendo así del turismo masificado merece visitarla sin objeción alguna.

Segunda ciudad en importancia de Egipto y con 4 millones de habitantes fue fundada por Alejandro Magno en el año 332 aC. Estamos hablando de una ciudad que tiene más de 2000 años de historia y que desde un principio fue considerada como la ciudad portuaria más importante de Egipto.

No te asustes viajero cuando des los primeros pasos por la ciudad, el aparente caos propio de las ciudades orientales te impactará pero poco a poco te resultará embriagador. Dedícate a seguir tu propios impulsos y piérdete en sus calles, solo dedícate a caminar…
De todos modos te recomendamos empezar tu viaje por las plazas centrales tales como Midan Orabi o Midam Sa’ad Zaghloul ya que desde allí es donde toda la actividad se desencadena; destaca La Corniche, el paseo marítimo con un gran número de restaurantes, comercios y con la Nueva Biblioteca de Alejandría de arquitectura espectacular.

Aún así no esperes encontrar un centro histórico en donde tengas todos los monumentos agrupados sino que se encuentran dispersos a lo largo de la ciudad. Si hablamos de catacumbas y museos será imprescindible que te pases por las catacumbas de Kom es-Shoqafa con elementos faraónicos y romanos, que te deleites con la Columna de Pompeyo y ya puestos que te adentres en el Museo Greco-Romano.
No olvides visitar la Necrópolis de Anfushy de época paleocristiana, el anfiteatro romano de Kom El Dikka y el Fuerte de Qaitbay, en la entrada del puerto donde antaño se elevó el maravilloso Faro de Alejandría.

Como complemento a estos datos te recomendamos un par de excursiones desde Alejandría que no te puedes perder: la visita al monasterio de Abu Mina a 15km de la ciudad e inmerso en el desierto y la visita al Alamein, conocida por la sanguinaria batalla que tuvo lugar durante la Segunda Guerra Mundial entre alemanes e ingleses. No te dejaran indiferentes.

Representante de lo apoteósico en una ciudad mediterránea oriental, te seducirá en cada instante, en cada rincón. Piérdete en Alejandría.

Anuncios