Hoy nos toca visitar la isla Norte de Nueva Zelanda, concretamente una de sus manifestaciones naturales más emblemáticas, las cuevas de Waitomo. Es un auténtico privilegio para el turista visitar este complejo de cavernas subterráneas de piedra caliza. Cabe decir que son las más espectaculares de Nueva Zelanda y forma parte del top ten de destinos más visitados del país desde hace 100 años. Si decides visitarla ten en cuenta que se extienden a lo largo de 12 Km. y podrás hallar en sus profundidades cavernas de mil y una tipologías  en las que podrás llevar a cabo diferentes actividades de aventura.

 

Pero la cueva que te dejará sin duda con la boca abierta es sin duda  la de  Glow Worm, cuya traducción es larva que vive en las cavernas. Este pequeño insecto solo se encuentra en Nueva Zelanda y es el responsable de la llamada de miles de turistas cada año.

La experiencia que vivirás al contemplar este espectáculo natural es irrepetible. Trata de imaginarte montado en una barca navegando por el Río Waitomo y los distintos niveles de la cueva. Sin iluminación artificial y una barca sin motor o remos que interrumpan el silencio sepulcral de la cueva. Durante 45 minutos miles de pequeños puntos azules, las luciérnagas que cuelgan del techo, alumbrarán tu visita y te mostrarán el encanto natural de las cuevas de Waitomo, desvelando todos sus secretos. Te parecerá estar contemplando el firmamento.

Aunque, siento comunicarte que el único inconveniente que encontrarás es la prohibición de fotografiar esta maravilla de la naturaleza, ya que está estrictamente vigilado.

 

Otro de los atractivos estrellas que ofrecen el complejo de Waitomo es la posibilidad de, para los más aventureros y atrevidos, práctica de rappel y descenso a través de las cuevas. Tres compañías diferentes ofertan esta actividad y es apta para todos los públicos ya que encontramos diferentes niveles de   dificultad. Los valientes se maravillarán al entrar en verdaderas catedrales de estalactitas y estalagmitas, al descender por cascadas subterráneas, escalar paredes, sortear lugares imposibles o bucear por los ríos que bañan las cuevas.

  

Waitomo es el lugar perfecto para maravillarte, descargar adrenalina y deleitarte con lo maravillosa que pude llegar a ser la naturaleza. ¿Te lo vas a perder?

Anuncios