A orillas del mediterráneo la ciudad de Tel Aviv-Yafo se impone como la más grande y cosmpolita de todo Israel e incluso del Asia Occidental, en la región del Próximo Oriente.

Auque no conserve y cargue a sus espaldas con miles de años al igual que lo hacen ciudades como París o Roma, Tel-Aviv que fue fundada en julio de 1906,ya que se ha convertido en el centro de la economía global israelí, además de la capital cultural debido a su carácter cosmopolita y moderno irrefutable que invade cada calle, cada rincón, cada esquina.

 

Aunque sin duda lo que constituye un elemento inconfundible de esta ciudad es su arquitectura. Es increíble pero en una superficie de 50 kilómetros cuadrados es posible encontrar más de 5.000 edificios que siguen el estilo arquitectónico Bauhaus; construcciones con forma de caja, blancos y de techo plano que tiene su máximo exponente en Rothschild Boulevard y en las calles de  Ehad hh’am y Lilinblum. La Ciudad Blanca, como ha sido denominada, fue declarada por la UNESCO como Patrimonio Mundial de la Humanidad al contener la mayor proporción de edificios al estilo Bauhaus de todo el planeta.

 

Otro de los atractivos de la ciudad es Yafo o Jaffa, el viejo suburbio de la ciudad, que conforma una de las principales atracciones turísticas y es el núcleo de la zona centro israelí, donde mayor población se concentra. A esto se le puede añadir el parque de Iarkon, que es el parque más famoso de Israel e incluso más grande que el mismísimo Central Park de Nueva York.

 

Asimismo, como una de las ciudades más turísticas del Próximo Oriente y en medio de un oasis laico, Tel Aviv no tan solo tiene como objetivo difundir sus atractivos turísticos sino la naturaleza de su cultura cada vez más tolerante con las minorías sexuales. De esta manera se ha propuesto ser la capital gay a nivel mundial, a pesar de serlo ya en Oriente Próximo.

 

Por último te recomendamos a parte de una gastronomía exclusiva que combina lo picante con los sabores del este y del oeste y de atreverte a disfrutar con la experiencia de un shopping multicultural, la oportunidad de disfrutar de sus playas. No te pierdas su maravilloso puerto sobre el mar mediterráneo y la espectacular atmósfera a la que da paso la unión entre el mar y la ciudad de Tel Aviv. Sería un delito perderte esta perspectiva que regala la ciudad. Desde aquí te recomendamos las playas de Tel Baruch Beach y Gordon-Fisherman Beach.

  

 

Anuncios